Diez años de magia en Paris

Hoy se cumple diez años de una de las mayores remontadas en final de Grand Slam de ese siglo.

Gastón Gaudio - 0/6 3/6 6/4 6/1 8/6

Gastón Gaudio – 0/6 3/6 6/4 6/1 8/6

El argentino Gastón Gaudio, lo mío favorito entre todos los grandes talentos de ‘La Legión’, logró su mayor título ante a un compatriota que siempre estuve lejos de ser un grande amigo, pero a quien Gastón respecta mucho como tenista, el de Rosario, Guillermo Coria.

No han sido nunca amigos afuera de una cancha, pero en aquel 06 de junio de 2004, Coria y Gaudio tenían en si una rivalidad mayor que pensaban antes del principio del partido. Lo cumplimiento en la red para el sorteo del partido demostró una risa nerviosa de los dos.

Coria venia con mucha presión, favorito, era el número tres del mundo y venia de grandes victorias, como contra Carlos Moyá campeón em Roland Garros en 1998 y Tim Henman. Del otro lado de la red Gaudio, iluminado, en dos semanas en que todo lo pasó bien a él.

Lo paso bien, pero no caminó. Gaudio empezó el partido mal, cometiendo muchos erros no-forzados. El backhand, su grande e linda arma de combate, simplemente no entraba, si encontraba con la red o fuera de las líneas.

El 6/0 llegó y Gaudio solo pensaba consigo, ha dicho tiempos después, “Por Díos, haga un solo game. Un solo game. No me hagas tanta vergüenza”.

tumblr_m7bk03peUu1qa9pwio3_250

Así lo sería. Una grande vergüenza si lo de Coria le putease una vez más y le tocase otro 6/0. El drama de Gastón siguió en el segundo set, empezó teniendo su servicio rompido y su pánico para no cometer más errores se probaban por números. Al medio del octavo game del partido Gastón tenía 21 errores no forzados ante cuatro de Coria. Una tremenda diferencia que presentaba el nivel que no tenía Gaudio aquel día.

Perdidos ochos games, con un Franco Davín, su entrenador, que no comprendía nada lo que pasaba a su pupilo, Gaudio sacó con el apoyo de la hinchada francesa que bien o mal se quedaba desmayes. A ellos que Gasti, el Gato, hiciste un game. Lo logró con 40/0 finalizado con una linda dejada.

Con ánimo ‘El Gato’ luchó, pero todo lo que hacía Coria daba por un punto a su favor. Con 5/1 contra, Gaudio ha oído su apellido cantada en las gradas. Ganó un game más y creó. A perder no tenía nada. Libre, sin miedo, quebró al servicio de Coria y no lo mantuvo. Bien 6/3 contra y poca vergüenza.

Con menos nervios, Gastón empezó a jugar el tenis con cual sacó chicos como David Nalbandian, Lleyton Hewitt y Thomas Enqvist. ‘El Gato’ ha elevado su nivel. Con mucho labor en la cancha ha visto que la hinchada de Francia estaba contigo, mismo que los proprios compatriotas han preferido a Coria. No había mal en eso, Coria era mejor, un tipo distinto de mucho talento para ese deporte.

Como en el guión de la película “Wimbledon” de 2004, Gastón Gaudio empezó su remontada de ficción en ese momento…

Gasti ganó el tercer set 6/4 y caminó al cuarto. Con 1/1 en el placar, Coria solicitó el fisio. Estaba con calambres… Una forma de parar el ritmo del partido, de Gaudio? No parece. Guillermo hace gestos a su box, se quedaba mal… tomó unas medicinas en la esperanza de quedarse sin calambres.

Cedric Mourier, el juez de silla, pide calma a Gastón, a quien la hinchada llama y clama por su nombre.

Con el movimiento de las piernas malos en virtud de las calambres, Coria quedose a comer plátanos y pasar por el fisio a cada intervalo de games. Gaudio le ganó 6/1 el cuarto y ahora los hinchas le daban ánimo para el quinto.

Un drama. Una novela mexicana con muchas lágrimas, así si quedó el quinto set. Coria rompió el servicio de Gaudio al nono game sacó para el partido, pero no pudo ante al backhand potente del rival.

 Todo ese drama inspiró ese videoclip de Martin Solveig & Dragonette

Los cambios de breakpoint se pasaran desde el 5/4, Coria, al servicio, tuve dos matchpoints con 6/5 adv-40 en el último set, ha cometido dos errores no-forzados con la derecha… y bien, el tenis se gana en el último punto.

De ese último punto Dominika Cibulkova no ha gustado.

Que bien hace la lucha del deporte. Todos luchan, todos ganan, muchas veces perdendo como lo pasó a Coria en un dia de magia de Gastón Gaudio.

Anúncios